martes, 7 de marzo de 2017

Lactancia y trabajo


He dudado mucho en publicar este post para no herir sensibilidades y que fuese lo más correcto posible.  Así que al final he decidido contar única y exclusivamente mi experiencia sin valorar las otras opciones que hay, solamente cuento lo que yo he vivido y vivo a día de hoy por si a alguien le puede ayudar.

Antes de nada quiero recoger que la lactancia me parece una experiencia maravillosa pero que lo importante es que debe ser algo agradable para las dos partes, mami y bebé. Si esta premisa no se cumple yo no continuaría.

Una vez dicho esto cuento mi experiencia ...


En mi caso la lactancia ha sido un proceso muy agradable, no he sufrido grietas, no he tenido subidas de leche que no me dejasen ni dormir, los niños han mamado correctamente... vamos que se puede decir que he tenido una lactancia maravillosa.

En el momento de volver al trabajo con mi hija mayor me agobiaba el dejar de dar el pecho y no saber que iba a comer.  En el caso de mi princesa nunca quiso el biberón, por lo tanto su primera comida fuera de la teta fue con cuchara.

Con Alicia regresé al trabajo poquito antes de que cumpliera los 6 meses.  Lo que hice para adaptarme al horario de trabajo es que los 10 días antes a reincorporarme no le ofrecía pecho en el período que yo iba a estar trabajando.  De esta manera ella tomaba antes de que me marchase a trabajar, a mi regreso con la merienda y antes de cenar.

En mi caso y teniendo en cuenta que ya estaba cerca de los 6 meses, no tuve necesidad de sacarme leche, ni tuve subidas en el trabajo ni ninguna incomodidad.

Según fueron pasando los meses mi hija fue quitándose tomas hasta terminar únicamente con la de la noche y a los 10 meses no querer más pecho.

Lo cierto es que desde mi incorporación ella poco a poco fue rechazando el pecho hasta dejarlo por completo sin ser traumático para ninguna de las dos.




Actualmente con mi hijo menor, me he reincorporado al trabajo con sus siete meses cumplidos.  Nuevamente continuo con el pecho, pero en este caso le doy cuatro tomas diarias y todo está siendo muy similar a con Alicia.

El problema que me encuentro es los mordiscos.  Esto me ha hecho pensar en retirarle el pecho ya que es muy doloroso y también es duro saber que va a llegar el momento de la toma y estar preparándote a que te muerdan.  Por ahora parece que se ha quedado en algo más esporádico.

Y esta es mi experiencia con la lactancia.  Como puedes ver a día de hoy continuo y salvo que cambien las circunstancias o que se alargue mucho en el tiempo será Diego el que decida cuando termina este proceso.

Así que ahora te toca a ti, si tienes algo que preguntarme o mejor aún algo que aportar sobre la lactancia, te espero en los comentarios.


María P.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por colaborar en Estrellas Sin Luna.